Procurement Sostenible: ISO 20400

En 2017 entró en vigor la norma ISO 20400: el primer standard internacional vinculado a Procurement Sostenible. Contiene recomendaciones para incorporar sostenibilidad al área de manera eficiente, eficaz, consistente y pragmática. La norma es muy alentadora al promover la convergencia del área de Procurement con la de Responsabilidad Social empresaria.


Independientemente de su tamaño y core business, Procurement desempeña un rol fundamental en cualquier organización. El qué se compra tiene un gran impacto en el desempeño del negocio y, de la misma manera, el a quién se compra no reviste menor relevancia. De esta manera, asegurar que los proveedores ejecuten buenas prácticas desde el punto de vista ético (considerando un amplio espectro de factores, desde las condiciones de trabajo y la gestión de riesgos hasta su impacto medioambiental), no sólo tiene potencial para hacer que los negocios funcionen mejor, sino que además sienta las bases necesarias para mejorar la vida de las comunidades en donde funciona la organización.


Procurement sostenible implica tomar decisiones vinculadas al abastecimiento que satisfagan las necesidades de una organización de una manera que beneficie a ésta, a la sociedad y el medio ambiente. Implica asegurar que los proveedores de una firma se comportan éticamente, que los productos y servicios comprados sean sostenibles y que tales decisiones de compra ayuden a abordar y reformar positivamente asuntos sociales, económicos y ambientales.


En este contexto, en marzo de 2017 entró en vigor la norma ISO 20400, el primer standard internacional vinculado a Procurement Sostenible. Cimentada en la norma británica BS 8903 (BS 8903 British Standard - Principles and framework for procuring sustainably) y profundizando las bases establecidas por la ISO 26000 (ISO 26000 Social responsibility), el nuevo standard no pretende sustituir la legislación local, ni las responsabilidades éticas y políticas relacionadas con las actividades de Procurement. Por el contrario, la norma ISO 20400 contiene recomendaciones para incorporar sostenibilidad al área de manera eficiente, eficaz, consistente y pragmática. Básicamente brinda una notable herramienta para dilucidar en qué consiste Procurement sostenible desde una dimensión política y estratégica a nivel organizacional, hasta el proceso de abastecimiento, orientando la operacionalización en términos prácticos. Conjuntamente, Procurement con sostenibilidad ayuda a minimizar riesgos potenciales alentando a los compradores y proveedores a trabajar en estrecha colaboración para obtener un mejor resultado para todos los jugadores involucrados.


Concretamente, el standard internacional ISO 20400 emerge a partir de nueve pilares fundamentales.


En primer lugar, el pilar de rendición de cuentas se refiere a la consideración del impacto de la cadena de abastecimiento en la sociedad, la economía y el medioambiente. De la misma manera, la norma plantea la transparencia de las decisiones de Procurement de impacto, alentando a los proveedores a aplicarlo y promoviendo el comportamiento ético a lo largo de toda la cadena de abastecimiento teniendo en cuenta el costo global de las compras y los beneficios para la sociedad, el medioambiente y la economía. Los pilares igualmente incluyen el foco en las necesidades, a modo tal de ajustar la demanda para abastecerse de lo que realmente es necesario de la forma más sostenible, y la integración de esta sostenibilidad a lo largo de todas las actividades de Procurement para maximizar los logros. Por eso, el aporte continuo de soluciones transformadoras e innovadoras es fundamental para alcanzar los objetivos de sostenibilidad. Finalmente, se incluye el respeto de los intereses de las partes interesadas (incluyendo aquellas afectadas por la actividades de Procurement) y al estado de derecho y las normas internacionales de comportamiento, estando atentos ante posibles alteraciones e infracciones a los largo de toda la cadena de abastecimiento y proponiendo que los proveedores asuman igualmente esta responsabilidad.


En cuanto a su aplicabilidad, es relevante mencionar que la norma ISO 20400 alcanza a organizaciones de cualquier tamaño, independientemente de que sean públicas o privadas, y de cualquier sector de la economía. Además, se trata de una norma orientativa que no es certificable, aunque establece una referencia para la implantación de criterios y modelos de gestión.



Procurement y Responsabilidad Social Empresaria


El planteamiento de la norma ISO 20400 es bastante alentador al agrupar distintos conceptos provenientes de dos mundos diariamente separados entre sí: Responsabilidad Social y Procurement. Ambas disciplinas no suelen verse relacionadas en la práctica de manera habitual, aunque es indudable que su convergencia es sumamente necesaria. De hecho, en el día a día suele verse casos en los que la estrategia organizacional de Responsabilidad Social Empresaria es diseñada por altos mandos y ejecutada por áreas especializadas, que reciben variadas denominaciones: RSE, Sostenibilididad, Responsabilidad corporativa, entre otros. Por otro lado, si bien el área de Procurement debería ser el responsable natural de ejecutar esta Sostenibilidad en la cadena de abastecimiento, en la práctica se evidencia que no suele tener objetivos de Responsabilidad Social Empresaria definidos, dejándolos exclusivamente contenidos en las áreas específicas antes mencionadas.


Dicho esto, es evidente que la integración exitosa de la Responsabilidad Social Empresaria en los procesos de Procurement depende del establecimiento de una eficaz coordinación entre los directores de ambas áreas, contando con el soporte y compromiso de los altos mandos. Para asegurar una integración efectiva de la RSE en los procesos de compras es imprescindible que exista una excelente coordinación entre el Director de Sostenibilidad (o equivalente) y el Director de Compras, siempre con el apoyo y el compromiso de la Alta Dirección, para que la RSE alcance de manera eficaz a todos los implicados a lo largo de la cadena de valor.


En este plano, la norma ISO 20400 propone claras políticas de actuación ética que, de ser conocidas por todos los actores y monitoreadas correctamente, apalancarán la creación de un ambiente de confianza y un diálogo honesto, abierto y constructivo a lo largo de toda la cadena de abastecimiento.


#Procurement #ProcurementSostenible #ProcurementISO #ISO20400 #NormaISOProcurement #NormaISOCompras

Featured Articles
Recent Articles
Follow Us
  • LinkedIn Social Icon
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square